La constitución es un contrato con la corporación “estado”. ¿Que hay de los juramentos constitucionales?

 

Muy buenos días estimados fraternos.

El tema de la presente ocasión ya ha sido abordado en ocasiones previas, y en la presente, únicamente uniré algunos puntos, basado en tres datos sumamente importantes para comprender el tema.

Lo primero que hay que saber, es que los estados, los paises, son corporaciones, y esto lo podeis averiguar utilizando algún buscador de corporaciones. Existen también los números DUNS, asignados a las corporaciones, y si el pais tiene un número duns, es porque es una corporación.

Ya clarificado esto, vamos a lo más interesante del tema.

La constitución, sería algo así como los estatus de una empresa, de una corporación, y está diseñada pára defender a la corporación, y para dar instrucciones a sus empleados. Defenderse usando una constitución, es una pésima idea, pues en su escencia dicho documento defiende a la corporación, porque ella es quien lo redacta.

Defenderse con una constitución, es aceptar contratar con una corporación a quien pertenece dicho documento.

La página Educación Libre y Soberana, da más detalles del tema:
La constitución es un contrato comercial:

constitucion

 

Link al artículo original:

https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2015/05/16/la-constitucion-es-un-contrato/

 

El siguiente dato importante, es que esto está muy relacionado al tema del “contrato social”. Mucha gente cree que la constitución es para limitar al gobierno, cuando la verdad es que con la constitución se crea el gobierno.

Esta es la transcripción del video de Melvecs V “la Verdad del contrato social”. Solo agregaré que pongo la transcripción en lugar del video, ya que ese material dejó de estar disponible, cuando YOUTUBE eliminó su anterior canal de videos.

 

La Verdad del Contrato Social

El contrato social es un concepto que los liberales y los conservadores interpretan de maneras muy diferentes.

Los que se consideran liberales tienden a usar el término en un sentido positivo, para abarcar las ideas de responsabilidad social y justicia social, ambos de los cuales son términos en su propio derecho.

Los conservadores tienden a interpretar el contrato social como una extensión del colectivismo… Y por lo tanto lo ven como un disválido y tiránico constructo.

La mayoría de ocasiones  éste debate no va mucho más allá de estas dos múltiples opciones de elección, y eso es lamentable, porque se trata de una falsa dicotomía.

Existen más de dos maneras de ver esto, y nos guste o no la forma de cómo concebimos el contrato social… tiene una influencia enorme sobre la manera en que se organiza la sociedad.

Lo mejor es que reexaminemos nuestras suposiciones en éste tema. Entonces ¿Qué es el “contrato social”?

La respuesta corta es que el contrato social es un conjunto de expectativas establecidas y ejecutadas por un grupo sobre sus miembros. El término fué acuñado por primera ocasión en un ensayo del mismo título escrito por el filósofo francés Jean Jaques Rousseau durante el periodo de la ilustración.

El concepto del contrato social de Rousseau fué desvergonzadamente colectivismo forzado. Proclamó que los individuos deben fusionar sus derechos y su voluntad con el de la sociedad en general por un bienestar común, y que los que no se doblan a la voluntad de la mayoría deben ser forzados a someterse. Rara ocasión, los defensores modernos del contrato social son tan honestos como Rousseau lo fué, pero en la práctica, en verdad nada ha cambiado .

En los tiempos modernos si la mayoría, o mejor dicho, los funcionarios que eligió la mayoría quieren establecer programas públicos y necesitan financiar esos programas, por lo general entienden que eso sería posible a través de los impuestos.

Por supuesto, los que compran esa línea de pensamiento promueven la idea de que la gente debe pagar felizmente esos impuestos. Después de todo, es “nuestro deber, porque está en el contrato social”. Pero la verdad tácita aquí es que los que de ninguna manera son voluntarios entusiastas, se verían obligados a pagar, y si te rehusas, tu propiedad privada sería confiscada y la amenaza de prisión por una década o dos. No es grán cosa, ¿verdad?.

Ahora, la forma actual de que la mayoría de la gente encuadra éste debate es una falsa dicotomía, porque a pesar de que la derecha política lo desconoce, la verdad del asunto es que ellos tienen su propia versión del contrato social, y filosóficamente ésta es idéntica en su esencia.

La mayor parte de la derecha política apoya forzar los impuestos, que solo tienen un nombre diferente de: ¿Dónde puede ser gastado éste dinero robado?

Ellos también apoyan el colectivismo por la fuerza en la forma de los sitemas legislativo, ejecutivo y judicial, aunque por lo general no lo ven como tal. El problema aquí es que esas personas no están siendo  honestas acerca de las consecuencias de sus políticas.

El contrato social como es ahora, es un conjunto de reglas impuestas por la fuerza a “personas”… a las que se les niega la opción de abstenerse en participar. Y esas reglas cambian constantemente, porque nuevas “leyes” están siendo escritas todo el tiempo.

Se supone que si haz nacido en un país en particular, el gobierno de esa región  geográfica tiene el derecho de imponer requisitos y restricciones en tu vida. Ya sea que estemos hablando de los impuestos forzados (valga la redundancia), la educación obligatoria, el registro del servicio militar… o la vacunación obligatoria, la cuestión de fondo es la misma.

Ahora, los conservadores tienden a referirse a la “constitución” como el punto de referencia, con el supuesto de que esto cambia la dinámica, pero en verdad de ninguna manera es así. La constitución es a menudo referida como un documento diseñado “para restringir al gobierno”. Lo que la mayoría de las “personas” pasan por alto, es el hecho de que la “constitución” fue, ante todo, usada para crear al gobierno (control), con el entendimiento que éste gobierno tendría poder sobre los “ciudadanos”.

¿Pueden las “personas” que escribieron la constitución tener el derecho de darle al gobierno ese poder?

Para que un contrato sea válido, a aquellos a los que se pretende obligar deben estar de acuerdo y con pleno conocimiento de los términos. En otras palabras, debe haber consentimiento informado. Todo contrato que de ninguna manera cumpla con estas condiciones, de ninguna manera es válido, y de ninguna manera cuenta con verdadero y legítimo poder, incluso si el contrato estuviese bién escrito y es noble en sus intenciones.

Un grupo de hombres sentados hace 200 años escribiendo un conjunto de reglas de ninguna manera puede entregarle el poder a un gobierno hoy en día para tomar tu propiedad por la fuerza, o para ponerte en la cárcel por fumarte un porro, o regular cómo construyes tu casa. Obviamente este tipo de “leyes” de ninguna manera tienen las intenciónes originales de sus fundadores. El mismo gobierno federal debe su existencia a la constitución. De hecho, esa es la razón explícita de por qué la constitución fué creada. Incluso si el gobierno federal está claramente abusando de su poder, por eso es extremadamente importante cuestionar si la reclamación es válida. 

Las nociones modernas de la democracia tampoco evitan eso. verdaderamente carecen de esa capacidad. Si 11 “personas” se encuentran en una habitación y las 10 personas votan para tomar la cartera de la persona 11 y distribuir su contenido ¿Es válido eso?

Y si no, ¿Por qué sería válido en una escala mayor?

Incluso si el 100% de la población vió el proceso electoral como válido y participó, que claramente de ninguna manera es el caso, eso de ninguna manera cambia la dismoralidad fundamental. El robo es un robo, a pesar de lo popular que es.

Ahora, de la misma manera todas las “sociedades” gravitan hacia las normas. Los Seres Humanos tienden a querer etructura. Ellos quieren que el crímen violento sea tratado de manera consistente y justa. Ellos quieren que ciertas actividades como la exclavitud infantil y la pornografía infantil sean abolidas, eliminadas, y muy pocas personas quieren que su vecino esté vertiendo venenos en la tierra, donde se filtran al manto freático. Esta tendencia  a querer establecer normas “sociales” se manifestará, te guste o no, y si ves los problemas filosóficos profundos con ésta o no.

Los que son honestos tendrán problemas filosóficos con esto. Pero en términos prácticos tenemos que tratar con las “personas” como son, y no como nos gustaría que fueran. La cuestión es cómo verdaderamente se manifestará esta tendencia y cómo lidiaríamos con ella.

En el paradigma actual ambas, la izquierda política y la derecha política avalan el colectivismo por la fuerza, sin el consentimiento informado. Entonces, ¿Cuál sería la alternativa?, ¿Cómo podemos hacer frente a esa tendencia hacia las normas “sociales” sin degradar lo que tenemos ahora?

Un grupo de “personas” establecen un club y un conjunto de reglas y abren la membresía al público en general. Si las reglas son claras y la inscripción es voluntaria, esto sería un acuerdo válido, siempre y cuando los miembros pueden optar por irse en cualquier momento. Si tuviésemos que hablar de esto como una membresía a nivel “social”, sería la “ciudadanía”. Por supuesto, esto implica que la ciudadanía y los deberes y garantías que pueden venir con esto de ninguna manera pueden ser impuestos sobre un niño y luego ser válidos hasta la edad adulta. La ciudadanía debe ser una elección conciente efectuada con pleno conocimiento de los términos. Los padres de ninguna manera pueden tomar esa desición por sus hijos, de ninguna manera para toda su vida.

Con el fin de que sea legítimo desde su perspectiva para tener una manada de los denominados legisladores escribiendo nuevas leyes lo querramos o no, escribiendo nuevas leyes cambian los términos del contrato. Cambiamos los términos del  contrato inherentemente de ninguna manera válidas en ese contrato, y las “personas” voluntariamente “firman” en los nuevos términos, y esa es una forma radicalmente diferente de ver las sociedades humanas, y de ninguna manera es algo que solo pudiese encontrarse superpuesto a nuestro sistema actual.

De hecho, viniendo totalmente de los términos con sus implicaciones rompería  inherentemente el sistema actual, porque con esto viene la idea de que el gobierno está operando con un contrato de ninguna manera válido, y su denominada “autoridad” es poco más que un autoservicio de fantasía. Una vez que vieras esto, ¿Por qué obedecerlas?.

En las primeras etapas puedes ceder por miedo a las “fuerzas del orden”, pero cuando “las fuerzas del órden” comienzan a despertar, se acabó.

Todo éste tema puede parecerte como un ejercicio filosófico sin sentido, pero sonsideremos por un momento hacia donde nos dirigimos como “sociedad”. Todos los imperios cayendo, y UNITED STATES OF AMÉRICA (la corporación) está en su lecho de muerte.

Toda la Esfera Tierra va a ser desdestabilizada cuando dicha corporación caiga. Muchas otras corporaciones se derrumbarán.

Entonces, ¿Cómo se va a reconstruir? ¿Vamos a recrear ciegamente el sistema actual con el mismo paradigma de flujo?, ¿O peor, haciéndolo a escala global?, ¿O vamos a aprender de nuestros errores?

 

Tercer dato:

Este dato, está muy relacionado a ambos, y habla de una relación contractual, es decir, una relación mediante contrato con “el estado”, donde se tiene conciencia que efectivamente, el estado es una corporación como muchas otras, así que únicamente habría relación mediante un contrato. Esta opción es para quienes gustan de lenguaje más académico (aunque accesible), y a los que solo creen en lo que dice la academia, donde para ingresar, se renuncia a los Derechos Naturales, al usar el nombre en mayúsculas, el capitis diminutio máxima, que representa la pérdida total de derechos y de la libertad.

El concepto contractual del Estado, por Armando de la Torre.

 

Hay un cuarto dato, para los buscadores con mayor curiosidad, y es que en corporaciones como los ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, las constituciones han sido redactadas por masones.

https://neojebus.wordpress.com/2019/06/20/que-es-la-cuarta-transformacion-de-mexico-4t-cual-es-su-relacion-con-la-masoneria-que-relacion-tienen-kushner-y-suckerberg-con-amlo/

 

En cuanto a los juramentois constitucionales, jurar defender una constitución, representa una especie de humanismo secular, donde se desconoce la Ley Suprema, que es la Ley Natural, y en lugar de obedecer esa Ley suprema, se obedecen los dictados de masones, corporaciones, políticos, etc. Y eso tiene muchas implicaciones espirituales.

En muchos casos, esto está relacionado al estatismo, donde el lugar del Creador Original, es ocupado por “el estado”, ahi el estado es dios, sus mandamientos son las constituciones, y demás reglamentos de la corporación.

https://neojebus.wordpress.com/2018/11/07/que-es-la-corporacion-que-es-el-estatismo-falsa-religion-del-nuevo-orden-mundial-que-es-el-sindrome-del-coyote-cual-es-su-relacion-con-la-magia/

 

Así que si consideras la existencia del Creador Original, puedes comprender que un juramento constitucional es jurar leyes de hombres que han decidido accionar su voluntad, en lugar de accionar la voluntad del Creador Original. Eso es denominado también “humanismo secular”.

La Ley Natural, es la Ley Suprema, la Ley Máxima en la Esfera Tierra, y en la totalidad del Cosmos, la Creación.

Así que esto es muy importante para poder conocer la matrix artificial de control, especialmente en cuanto a sus códigos, para que con esa conciencia, más adelante, podais salir de dicha matrix si así lo decides. Por el momento, ya tenemos la mayoría de los códigos al alcance de las mayorías.

https://neojebus.wordpress.com/2018/05/28/los-codigos-de-la-matrix-artificial-de-control-y-la-busqueda-de-la-libertad-y-la-soberania-la-batalla-final/

https://neojebus.wordpress.com/2019/05/30/introduccion-a-la-ley-natural/

https://neojebus.wordpress.com/2020/05/07/la-regla-de-oro-de-la-ley-natural/

 

En el caso del norte del Anahuatl (norteamérica en neolengua) sería bueno que escuchases a la juez Anna Von Reitz para comprender mejor esto, y poder salir de la dependencia al VATICANO, la corona británica, etc.

https://neojebus.wordpress.com/2020/05/06/en-u-s-a-regresan-a-la-constitucion-original-saldran-de-la-dependencia-a-la-corona-britanica-al-vaticano-y-estableceran-la-common-law-ley-comun/

 

Hasta la próxima!!!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s