El Soldado que Dió su Vida por el Prójimo. Relato de Poder. Artículo de Aniversario.

Muy buenos días estimados fraternos.

Como la mayoría sabeis, recientemente se han cumplido ya 6 años de Neo Jebus en WordPress, y una forma de festejarlo, es con ésta trilogía de artículos, que por el momento, solo podeis leer aqui.

En ésta ocasión, este primer artículo de sexto aniversario, aunque pequeño, es muy sustancioso, y sin duda alguna, inspira a accionar lo bueno, lo correcto, lo mejor, y en eso consisten los relatos de poder; Son relatos que ayudan a que recuperemos nuestro respectivo poder, a desarrollar elpoder que ya tenemos, e incluso, incrementarlo.

El Solado que dió su vida por el prójimo.

Esta es una historia verídica, y me fué transmitida por el sacerdote católico Paco, durante una de mis mi incursiónes en la vida religiosa, unos 20 años previos al presente.

Cuenta el “padre Paco”, que durante el tiempo en que ha estado en la vida religiosa, conoció a un soldado del Ejército Mexicano, pues el lugar donde la Orden Religiosa en la que ambos en su momento coincidimos, esta (o estaba) muy cerca de un campo militar.

En la amistad del “padre Paco” con el soldado, Paco le platicó que la forma de amor más grande, es el Amor Universal, un amor desinteresado por el prójimo, en la cual, se es capáz de dar la vida por el prójimo.

En una ocasión, el soldado de éste relato, presenció un asalto en ésta zona, y ante tal suceso, se apresuró a intervenir. Los asaltantes le superaron en número, y en armamento, pero el soldado se mantuvo firme en que aunque fuese esa situación algo muy dificil, era muy mala idea fingir que nada pasaba, o abstenerse de intervenir, y le llegaron a sus recuerdos las charlas con el “padre Paco”.

Su espíritu era capáz de sobrellevar el dolor de una agresión física muy fuerte, después de defender al asaltado, pero su físico ya le respondía poco, y aún así, el soldado protagonista de ésta historia, se esforzaba por levantarse, y atenderse de inmediato.

Al poco tiempo, el “padre Paco” le encontró, se impresionó con el estado en el que encontro al soldado, con muchos golpes, heridas, y una gran voluntad por querer levantarse y atenderse. El “padre Paco” se apresuró a auxiliar al soldado, y durante este encuentro de pocos minutos, el soldado le contó lo ocurrido.

Después de contarle el soldado al “padre Paco” de lo ocurrido, se dió cuenta que aunque su voluntad de vivir y reponerse era mucha, su físico le comenzaba a dejar de responder. Comprendiendo lo que le iba a ocurrir a los pocos minutos, así que optimizó el poco tiempo que le quedaba en ésta existencia física, y le dijo esto:

Padre Paco, yo si di la vida por el prójimo.

A los pocos instantes, el soldado dejó de respirar, su alma volvió al Origen, y al padre Paco le conmovió de gran manera lo ocurrido, lo vivido, y lo aprendido.

Tiempo después nos contó ésta su vivencia, que transmití a vosotros en éste relato.

Muchas gracias a todos mis maestros, y mis fraternos Humanos, que como el soldado de éste relato, inspiran a que seamos capaces de dar la vida por el prójimo.

Hasta la próxima!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s